Muchas mamis pasan por esta parte no tan bonita de la maternidad, pero lo que no saben es la verdad que hay detrás: ¡Amantar NO produce dolor!

Si alguna mamá siente dolor al amantar, muy probablemente es porque su hijo no esté mamando correctamente. El pecho está preparado para que el bebé mame. Las grietas salen al mamar solo del pezón, en lugar de agarrar una buena porción del pecho, incluyendo la aureola.

Las causas de dolor pueden incluir:
Agarre inadecuado al pecho (que puede llevar a formación de grietas o fisuras en el pezón)
Alteración en la movilidad de la lengua (anquiloglosia o frenillo lingual corto)
Infección en los pezones.
En caso de dolor es importante busques asesoria en lactancia materna para que evalue el agarre de pecho, la posición o si hay factores como los anteriores que puedean estar interfiriendo en el amamantamiento. No dejes que pase el tiempo y abandones la lactancia materna por desesperación.
¡La mejor forma de nutrir  a tu bebé es con TU leche!
Información suministrada por: Dra. Ana Vasquez, pediatra puericultor, especialista en lactancia materna.
Piso 3 consultorio 308. Maternidad La Floresta, calle comercio nro 1, urb la Floresta, Maracay.

© 2012 - 2018 Todos los Derechos Reservados Maternidad la Floresta, C.A RIF: J-07559000-7 | Diseñado y Desarrollado por iDoxes