El ciclo menstrual varía de una mujer a otra, e incluso en la misma mujer puede variar de un mes a otro. Un ciclo menstrual regular tiene una duración promedio de 28 días contados a partir del primer día de menstruación, pero se considera normal que dure entre 21 y 35 días.

Tiene dos fases muy diferenciadas: la fase folicular y la fase lútea. La primera parte del ciclo se da entre el día 1 y la mitad del ciclo, el día 14, en el que aproximadamente se produce la ovulación. Durante esta primera parte, entre el día 1 y 6 aproximadamente (aunque puede durar entre 3 y 7 días) se produce la menstruación.

Desde el primer día de la mestruación hasta la mitad del ciclo se produce un aumento de los estrógenos. Un nuevo óvulo comienza a madurar y días después es expulsado por el ovario. Durante los días en que el óvulo desciende por las trompas de Falopio hasta el útero se produce la ovulación.

Los 6-7 días centrales del ciclo son tus días fértiles (el día 14, más los 3 días anteriores y los 3 días posteriores). Si mantienes relaciones sexuales durante estos días y un espermatozoide fecundara el óvulo y éste se adhiriera a las paredes del útero daría comienzo a un embarazo.

La segunda mitad del ciclo, la fase, lútea se da entre el día 15 y 28. Durante los primeros dos o tres días aún puedes estar ovulando, es decir que puedes quedar embarazada. Durante esta fase se produce un aumento de la progesterona, que puede provocar nerviosismo o irritabilidad hasta la llegada de tu próxima menstruación, a menos que hayas quedado embarazada.

Hay que tener en cuenta que los espermatozoides pueden durar vivos dentro del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas. Por tanto si mantienes relaciones dos o tres días antes de la ovulación, el descender el óvulo, podría ser fecundado por un espermatozoide que ha quedado vivo.

© 2012 - 2018 Todos los Derechos Reservados Maternidad la Floresta, C.A RIF: J-07559000-7 | Diseñado y Desarrollado por iDoxes